A punta de bombas lacrimógenas, fuerzas antimotines disolvieron este miércoles una gigantesca movilización contra el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, en Caracas y otras ciudades del país, donde estallaron focos de violencia que dejaron dos jóvenes muertos.

Un adolescente de 17 años murió en Caracas y una joven de 23 en San Cristóbal (oeste), según la Fiscalía, con lo que suman siete fallecidos en tres semanas de protestas que exigen elecciones para sacar del poder a Maduro, a quien sus detractores acusan de hundir al país en una severa crisis económica y política.

Ambos fallecieron por disparos de desconocidos en motocicletas.

El joven en una clínica a la cual llegó herido de bala en la cabeza y la muchacha en una plaza cercana a una concentración de opositores, en circunstancias aún no esclarecidas.

Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes que les tiraron piedras y cócteles molotov estallaron con fuerza en una estratégica autopista y varios sectores del oeste de Caracas.

Además en San Cristóbal, capital de Táchira, también se reportaron choques en ciudades de los estados Zulia, Carabobo, Mérida y Anzoátegui, con varios heridos.

En lo que llamaron "la madre de todas las marchas", la sexta en abril, los opositores salieron de unos 20 puntos de concentración pero, como en movilizaciones anteriores, no lograron llegar al centro de Caracas, bastión chavista, donde se manifestaron los seguidores de Maduro.

El líder opositor Henrique Capriles recibió una lluvia de gases cuando se acercó a un bloqueo militar en la autopista Francisco Fajardo. Varios manifestantes huyeron lanzándose a las aguas negras del río Guaire.

Los opositores volvieron a la calle el 1 de abril luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asumiera las competencias del Parlamento -único poder público controlado por la oposición-, desatando una protesta diplomática internacional que dos días después lo hizo dar marcha atrás.

La oposición denunció esos fallos como un "golpe de Estado", pero ese episodio la reanimó, recobrando cohesión y apoyo popular que perdió tras fracasar el año pasado su plan de revocar a Maduro en un referendo.

"Salimos millones en defensa de nuestra Constitución. La respuesta fue una salvaje represión", aseveró Capriles.

Llamado al diálogo

A última hora, Maduro hizo un curioso llamado a un nuevo diálogo político, "mañana mismo", para "decirles otra vez sus cuatro verdades" a "los voceros de la oposición".

Los últimos dos diálogos entre el chavismo y la oposición, facilitados por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Vaticano, duraron apenas cuatro reuniones en mayo de 2014 y dos entre octubre y noviembre de 2016, y ambos fueron abandonados por la oposición bajo el argumento de que el gobierno no cumplió los compromisos asumidos en las primeras conversaciones.

Desde el 6 de este mes, seis varones -dos de ellos, menores de edad- y una mujer fallecieron por heridas de bala en Caracas, San Cristóbal, Valencia (estado Carabobo), Carrizal (Miranda) y Barquisimeto y otra mujer murió en la capital tras inhalar gas lacrimógeno.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Importante ahora

cargando...