“Suegras Bárbaras” se despide del público salteño

María Belén Zannier

Luego de un año cosechando éxitos, con 20 funciones, presentaciones en varias ciudades y más de 10 mil espectadores, se despide la comedia “Suegras bárbaras”, interpretada magistralmente por el grupo El Altillo, bajo la dirección de Marisa Ruiz. La última gala será mañana a las 21.30, en el Teatro del Huerto.
La obra no solo fue un éxito entre el público, también se alzó con tres de las seis nominaciones que obtuvo en la 5ª entrega de los Premios Victoria a las Artes Escénicas, entre ellas Mejor Actriz Protagónica, Actriz de Reparto y Actriz Revelación.
Con un elenco destacado por su profesionalismo y calidez humana, función tras función supieron ganarse al público, empatizar con él y desatar risas y carcajadas. 
La cuidada puesta en escena evidenció un arduo trabajo que comenzó varios meses antes de su estreno, en octubre del 2016. Para Marisa Ruiz, la directora de Suegras, esta obra marcó un hito en su carrera. “Me quedé maravillada con el texto, escrito por Hugo Daniel Marcos. Trabajamos mucho para lograr una puesta dinámica en la que, a través del humor, se tocan aspectos profundos, como la tolerancia”, dijo a El Tribuno. 
La gran repercusión en el público, con salas llenas y localidades agotadas, hizo que la obra fuese repuesta en numerosas ocasiones. “Amo la comedia de enredos y hacer esta obra fue una oportunidad única. No creí que tendría esta repercusión y que nos presentaríamos en varias ciudades. Al público le llegó mucho”, destacó por su parte José Manenti, uno de los protagonistas.

Grata experiencia
Sin duda, la obra dejará un grato recuerdo no solo en quienes tuvieron la oportunidad de verla, sino también en sus protagonistas. “Me llevo las risas y el cariño del público, además de haberse formado un gran elenco”, señaló Natalia Martínez, quien interpretó a Bárbara, la joven esposa. 
“Estoy feliz de haber hecho mi debut actoral en esta comedia. Me divertí en cada función y me encantaron las risas de la gente”, señaló Susana Urrestarazu, que le dio vida a Elvira, una suegra canchera que busca el divorcio de su hija.
Por su parte, Doña Sara, una mujer de campo, inocente y extrovertida, que “mete la pata bastante seguido”, es interpretada magistralmente por Jaquelinne Minati. “Formamos un grupo muy unido, con muy buena onda y compañerismo”. Gabriela Mangogña encarnó a Dalila, una sensual y desinhibida morocha. “Función tras función fuimos creciendo. Lo mejor fue ver cómo la gente se enganchaba con el humor y el mensaje de amor de la obra”.
El elenco se completa con Estela Ortiz, quien interpreta a Irma, otra de las suegras, una mujer mayor, conservadora y obsesiva que también hace de las suyas arriba del escenario. 

Premiada
El esfuerzo y el talento de “Suegras bárbaras” fue reconocido en la última entrega de los Premios Victoria a las Artes Escénicas, realizada en junio pasado. La obra triunfó en tres de las seis ternas: Natalia Martínez como Mejor Actriz Protagónica, Estela Ortiz como Mejor Actriz de Reparto y Gabriela Mangogña como Actriz Revelación ganaron en sus respectivas categorías.
La obra también fue nominada como Mejor Vestuario, Escenografía y Revelación Masculina. La escenografía es de Víctor Carabajal y Escenografía Norte, de Daniel Frisoli. El diseño del vestuario estuvo a cargo de Gabriela Mangogña y la confección la realizó el destacado modisto Walter Luis.

La trama
Tres suegras, sí: tres, intentan separar a Daniel, un hombre mayor sometido a un trasplante de corazón; de Bárbara, su joven esposa. La comedia se presentó, con varias funciones, en Cafayate, General Güemes y San Miguel de Tucumán.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...